CASO TECNODATA- EJÉRCITO – 2018

¿Qué pasó?

La línea de investigación “Tecnodata” lleva este nombre por la empresa proveedora del Ejército (Importaciones y Exportaciones Tecnodata S.A.), a la cual le transferían los montos en sus cuentas corrientes y que posteriormente entregaba estos montos, ya sea en efectivo o en especies, a funcionarios de la institución castrense, manteniendo una parte para sí. Esta investigación está incorporada en 3 de las 23 aristas del fraude del Ejército que lleva la ministra Romy Rutherford por presuntas irregularidades en el manejo de recursos, las que se conocen como Tecnodata I, II y III.

Las aristas II y III se relacionan al uso de dineros destinados a insumos computacionales, que nunca llegaron a destino. De hecho, la ministra Rutherford investiga facturas adulteradas por cerca de $ 90 millones. Uno de los protagonistas de ambas aristas es el exjefe de Finanzas de la institución castrense, Jozo Santic.

En marzo de 2019, Santic fue encausado como autor del delito reiterado de fraude al fisco y falsedad en materia de administración militar por un monto total de $ 88.178.948, por la emisión de 60 facturas falsas de la empresa Tecnodata emitidas a la Tesorería del Estado Mayor General del Ejército (Tecnodata II) y a la Tesorería del Ejército (Tecnodata III). La resolución se refiere a insumos computacionales que nunca llegaron a destino, pero el dinero sí salía de la institución y habría sido repartido entre los involucrados.

Respecto del procesamiento de la arista Tecnodata III, la ministra Rutherford sostiene que el coronel Clovis Montero, quien se desempeñaba como subtesorero de la Tesorería del Ejército entre 2011 y 2012, período en que solicitó y consiguió la entrega de facturas falsas de Tecnodata S.A., y con el acuerdo de otros funcionarios de la institución obtuvo indebidamente el pago de estas facturas con fondos fiscales. Estas fueron llenadas con glosas descriptivas que según las órdenes de compra corresponderían a supuestas ventas de insumos computacionales, particularmente de cartuchos de tinta, tóneres y cartridges para el abastecimiento de la Tesorería del Ejército, adaptándose a los montos o cantidades acordados entre el proveedor y el coronel.

En el mismo modus operandi incurrieron funcionarios del Ejército de la Tesorería del Estado Mayor General, durante 2013, quienes solicitaron y consiguieron la entrega de facturas falsas de Tecnodata S.A., pero en este caso para entregar con cargo a dichos fondos bienes diferentes de aquellos que las facturas indicaban, como televisores, notebooks, DVD, computadores, tablets, sistemas de audio, relojes, celulares, reproductores Blu-ray, impresoras, iPads, entre otros, de los cuales dispusieron en beneficio personal y de terceros, y en perjuicio del Ejército.

Condenas

Pese a que la fiscalía persiguió la responsabilidad penal de la Personalidad Jurídica de Tecnodata, finalmente la firma acordó la suspensión condicional del procedimiento y el pago de $ 60 millones y la implementación de un modelo de prevención de delitos de la Ley 20.393.

En el mes de julio de 2019, Julio Esquivel, uno de los principales ejecutivos de Tecnodata, fue condenado por corrupción entre particulares. En total, el 7° Juzgado de Garantía acreditó que al menos 89 facturas fueron falsas y que se provocó un perjuicio patrimonial para el Estado avaluado en la suma de $ 364.797.601.

En diciembre de 2019, la ministra Rutherford condenó a Jozo Santic a la sanción más dura contemplada por 27 delitos de fraude al fisco y 27 ilícitos de falsedad en materia de administración militar, por los que el retirado general deberá cumplir una pena de 13 años de presidio efectivo. Sin embargo, en junio de 2020, la Corte Marcial lo condenó a una pena efectiva de cinco años y un día de cárcel por la arista Tecnodata II.

En agosto de 2020, en la arista Tecnodata III, la ministra Rutherford condenó a Clovis Montero y María Luisa Gatica a 541 días de presidio cada uno, como autores del delito reiterado de fraude al fisco, y a cinco años y un día de presidio, como autores de falsedad en materia de administración militar. Además, deben pagar una multa de $5.232.501 y $2.506.075, respectivamente. En tanto, Fernando Grossi y Jozo Santic deberán cumplir tres años y un día, por el delito reiterado de fraude al fisco , y 10 años y un día de presidio, como autores de falsedad en materia de administración militar. Ambos deben pagar una multa de $5.232.501 y $3.230.959, respectivamente.  

En marzo de 2021, la ministra de la corte marcial, sometió a proceso al coronel (r) Marcelo Antonio Ortiz Breitler por su responsabilidad en el delito reiterado de fraude al fisco por un monto de $195.379.790 en la arista “Tecnodata I”.

* Tras estos hechos, la empresa siguió siendo proveedora del Ejército con órdenes de compra que aún se registran en el portal de Chile Compra, porque a pesar de ser investigada por fraude, cohecho y por registrar numerosas facturas falsas, Tecnodata no tiene ningún impedimento para seguir siendo proveedor del Estado. Solo podría dejar de serlo en caso de que la persona jurídica de la firma fuese condenada por no cumplir con sus obligaciones en materia de control y supervisión impuestas por la Ley 20.393.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias sobre Compliance en América Latina.