CASO CORPESCA – 2013

¿Qué pasó?

Corpesca comenzó a ser investigada en 2013, por financiamiento ilegal de la política, lo que habría sido gestionado por su gerente general, Francisco Mujica, entre los años 2009 y 2013, a través de pagos a parlamentarios a cambio de que favorecieran a la empresa en la Ley de Pesca que se tramitaba en el Congreso.

El caso salió a la luz pública tras conocerse una querella interpuesta por Georgio Carrillo, ex colaborador de la entonces diputada Marta Isasi, a quien acusó de recibir $25 millones (a través de boletas ideológicamente falsas) por parte de Corpesca para financiar su campaña electoral en 2009, todo esto antes de la votación de la Ley de Pesca. A esto se sumó la filtración de un correo electrónico entre Francisco Mujica e Isasi, y más tarde de un video que mostraba a un alto ejecutivo de Corpesca conversando con la diputada en plena discusión en la comisión de Pesca. Así, la Fiscalía de Tarapacá abrió de oficio una investigación contra la parlamentaria.

En 2015, la Fiscalía de Delitos de Alta Complejidad Oriente solicitó información contable de Corpesca por presuntos delitos tributarios y cohecho. Así, surgió el nombre del ex senador Jaime Orpis, quien habría emitido boletas ideológicamente falsas por montos que ascenderían a $233 millones, entregados en pagos mensuales de aproximadamente $4 millones. Es más, según los correos incautados, la firma le enviaba minutas que luego exponía en las sesiones de la Comisión de Pesca e incluso un “manual” para votar. En 2016, el parlamentario fue desaforado por los delitos de cohecho, fraude al Fisco, delitos tributarios y lavado de activos, los que más tarde fueron comprobados.

En mayo de 2016, el exgerente general de Corpesca, Francisco Mujica fue formalizado por los delitos de soborno y delitos tributarios reiterados, y en octubre de ese año, se formalizó a la pesquera como persona jurídica, con el fin de determinar si esta implementó un programa de prevención del delito de soborno.

En 2017, se anunció que tanto Orpis como Isasi deberían enfrentar un juicio oral. Además, el ex senador debió reintegrar $ 46 millones al Senado.

Condenas

En septiembre de 2018, el gerente general de Corpesca, Francisco Mujica, fue condenado por soborno y delitos tributarios, accediendo a una pena remitida y una multa de $60 millones y tres años de presidio remitido.

El 16 de abril de 2021, el Tercer Tribunal Oral hizo lectura de sentencia a cuatro meses del Juicio Oral:

  • Jaime Orpis fue condenado a una pena de 5 años y un día de cárcel por seis delitos de fraude al fisco y 600 días por dos delitos de cohecho. También deberá pagar multa de $109 millones, no podrá ejercer cargos públicos durante la condena, además de perder sus derechos políticos.
  • Marta Isasi fue sentenciada a cumplir 50 días de cárcel y una multa de $20 millones; y fue condenada a la suspensión de un año y cinco meses para cargos públicos. Asimismo, deberá pagar un multa de $20 millones.
  • El exasesor Fernando Lobos, a quien se le condenó por uno de los dos delitos de fraude al fisco que se le acusaba, se le sentenció a 541 días de presidio. Además, tres años y un día para inhabilitación de empleos públicos y una multa de 405 mil pesos.

Corpesca fue condenada como persona jurídica por soborno, siendo sentenciada a pagar una multa, a beneficio fiscal, de 10 mil UTM y a la publicación de un extracto de la parte resolutiva de la sentencia en algún diario de circulación nacional. Cabe destacar que se acreditó que Corpesca S.A. no cumplió con el deber impuesto por su propio Modelo de Prevención de Delitos de incorporarlo en los anexos de contratos de trabajo en forma oportuna y eficiente para el conocimiento de sus trabajadores, incluyendo el de los altos ejecutivos, que eran los cargos más sensibles para incurrir en este tipo de responsabilidad

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias sobre Compliance en América Latina.