CASO CONSTRUCTORA PEHUECHE – 2014

¿Qué pasó?

En enero de 2014, la jefa jurídica de la Municipalidad de Santiago recibió un pendrive que contenía un video donde se apreciaba al subjefe de Pavimentación, Sergio Droguett, grabado con una cámara oculta mientras recibía una coima de parte del dueño de la Constructora Pehuenche, Rafael Bacceliere.

El objetivo de esta coima era que se retrasaran fechas de entrega de obras, evitando así la aplicación de las multas correspondientes e incluso la terminación del contrato por aplicación de multas reiteradas.

Este hecho dio comienzo a una investigación por cohecho en contra de Droguett y de soborno dirigida contra Baccelliere.

El 15 de mayo de ese año, Sergio Droguett presentó una querella criminal en contra de quienes resultaran responsables por haberlo grabado sin su autorización, acusando haber sido víctima de una puesta en escena por parte de funcionarios públicos. Sin embargo, durante la investigación se conoció que fueron los trabajadores de Constructora Pehuenche quienes con el fin de denunciar malos tratos laborales y, en un intento de registrar las prácticas, decidieron instalar una cámara para grabar la situación. Sin embargo, y al revisar las imágenes, se encontraron con la escena en la que Bacceliere entregaba dinero, lo que se registró en al menos tres grabaciones distintas.

Cabe destacar que la constructora Pehuenche es una empresa conformada por Rafael Bacceliere y Carlos Zeppelin, quien a su vez era el presidente del Comité de Obras de Infraestructura Pública de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC). De hecho, Pehuenche es parte de la CChC y del Instituto Chileno del Asfalto (IchA), entidad que agrupa a las empresas del rubro. La empresa mantenía contratos de pavimentación con el municipio desde la administración de Joaquín Lavín, los que se habían renovado desde entonces, lo que indicaría que las coimas podrían venir de mucho tiempo antes.

Condenas

En agosto de 2015, el Séptimo Juzgado de Garantía de Santiago condenó a Constructora Pehuenche, a su representante legal, a un empleado y al subdirector de Pavimentación de Santiago por delitos de cohecho y fraude al Fisco, con las sanciones de prohibición para celebrar actos y contratos con el Estado por el plazo de 4 años, y una multa de casi $30 millones.

Sergio Droguett quedó con una pena de 541 días de presidio menor en su grado medio y una multa de $1,5 millones; mientras que Rafael Baccelliere fue condenado a una pena de 818 días de presidio menor en su grado medio y una multa de igual valor.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias sobre Compliance en América Latina.