CASO CAVAL – 2015

¿Qué pasó?

Este caso se conoce en febrero de 2015, tras una publicación de revista Qué Pasa, que expone que la empresa Caval, propiedad de Natalia Compagnon (cónyuge de Sebastián Dávalos, hijo de la presidenta Michelle Bachelet), había recibido un crédito del Banco de Chile para la compra de terrenos, destapando así una serie de delitos tributarios, tráfico de influencias, causas por estafa, demandas por deudas impagas, entre otros delitos.

Todo parte en octubre de 2012, cuando el Concejo Municipal de Machalí, aprobó un estudio de modificación de uso de suelo, que permitió que los terrenos que Caval quería comprar pasaran de rurales a urbanos, aumentando considerablemente su valor.

Casi un año después, el 6 de noviembre de 2013, Compagnon junto a Dávalos, se reunieron con el vicepresidente del Banco de Chile, Andrónico Luksic, para solicitar un préstamo de $6.500 millones para comprar dichos terrenos. Y un mes después, el 17 de enero de 2014, se concretó la compra de los tres terrenos en Machalí (fundos Santa Elena, San Diego y Santa Cecilia) a la familia Weisner, mediante el síndico de quiebras Herman Chadwick.

Tiempo después, en noviembre de ese año, el asesor de Caval, Sergio Bustos, interpuso una demanda contra la empresa por no pago de sueldo y bonos, que ascendían a la suma de $230 millones por haber gestionado la operación de venta de los terrenos en Machalí.

Unos meses después, en febrero de 2015, Caval y el empresario Hugo Silva, firman un contrato de compraventa de los predios por $9.500 millones. Así, Caval obtiene una ganancia de $3.000 millones. Sin embargo, al día siguiente, se destapa el caso a raíz del reportaje en Qué Pasa.

Por su parte, el asesor de Caval, Sergio Bustos, aseguró que tras este reportaje, la empresa quiso llegar a un acuerdo por $160 millones con la condición de retirar la demanda laboral y guardar silencio. En su declaración ante la Fiscalía, contó que el 50% de la ganancia por la compra de terrenos sería para dos conocidos dirigentes de la UDI: Patricio Cordero y Juan Díaz, quienes fueron el vínculo que llevó a Mauricio Valero, el socio de Compagnon en Caval, a interesarse en los terrenos de Machalí.

Juan Díaz fue quién contactó a Valero para contarle de los terrenos que estaba enajenando el síndico Herman Chadwick, sabiendo que subirían su valor si se concretaba el cambio al Plan Regulador Intercomunal. Para esto, Díaz contó con la colaboración de la arquitecta Cynthia Ross Wiesner, sobrina del dueño de los fundos que debía vender el síndico, quien había trabajado en la dirección de Obras de la Municipalidad de Machalí. Ross se vio involucrada más tarde por emitir un documento de tasación donde se hablaba del cambio en el uso de suelo. También aparece el nombre de Jorge Silva Menares, ex Director de Obras de la municipalidad de Machalí, a quien se le acusó de entregar datos a Caval sobre la densidad habitacional de los terrenos. Cabe destacar, que Cynthia Ross más tarde fue sobreseída del caso.

Así, fue avanzando la investigación a cargo del fiscal de O’Higgins, Luis Toledo. Por su parte, la Cámara de Diputados conformó la comisión del Caso Caval.

A medida que fue avanzando la investigación, se fueron conociendo una serie de delitos tributarios, tráfico de influencias, causas por estafa, demandas por deudas impagas, entre otros delitos, y nuevas aristas.

Aún queda pendiente, la condena por la querella por estafa presentada por el empresario Gonzalo Vial Concha, en 2016, por los más de $1.000 millones que pagó a Caval por informes que habrían sido plagiados a la Comisión Chilena del Cobre (Cochilco).

Resultados del Juicio

  • Mauricio Valero (socio de Compagnon en Caval), fue condenado por delitos tributarios a 541 días de presidio y multa de $60 millones.
  • Herman Chadwick, el ex síndico de quiebras, fue condenado a 3 años de libertad vigilada.
  • Juan Díaz, gestor inmobiliario, fue condenado a pena de 3 años por delitos tributarios y soborno.
  • Jorge Silva Menares, director de Obras de la Municipalidad de Machalí, fue condenado a 818 días y multa a beneficio fiscal de $27 millones.
  • Patricio Cordero, quien fue condenado por facilitación de facturas falsas a Caval, debió pagar $6,5 millones.
  • Finalmente, en octubre de 2018, se condenó en juicio oral a Natalia Compagnon a 541 días de presidio menor en su grado medio y pago de $23 millones por delitos tributarios. Sin embargo, se absolvió a su socio, Mauricio Valero y a Caval por los delitos de soborno.
  • Sebastián Dávalos fue sobreseído.
  • Compagnon y Dávalos esperan condena por arista estafa. El juicio oral se ha postergado por contingencia y se reagendó para el 21 de junio de 2021.

Fuente: Ciper Chile

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias sobre Compliance en América Latina.