CASO ASEVERTRANS – 2012

¿Qué pasó?

Asevertrans Limitada, de propiedad del empresario ariqueño Jorge Frías, fue acusada de ofrecer y materializar beneficios económicos a varios concejales de la ciudad para obtener la ampliación y renovación de un contrato de administración del vertedero municipal. Fue la primera persona jurídica llevada a juicio penal por el Ministerio Público, y la primera en ser absuelta.

Se derivaron dos casos de corrupción a partir del contrato de la municipalidad de Arica y la empresa:

Por un lado, el llamado Corrupción municipal 1, que consistió en pagos de Aservetrans para ser beneficiada con el retiro de los desechos de la ciudad en un contrato por dos años, que trajo consigo ganancias para la empresa por más de $600 millones. El ex alcalde Waldo Sankán recibió $ 50 millones en sobornos.

Por otro lado, el caso Corrupción municipal 2, en el que se acusó el delito de fraude al Fisco por parte de la empresa y autoridades de la región (ex diputado Orlando Vargas, ex alcalde subrogante Osvaldo Abdala y el ex concejal Emilio Ulloa), por la renovación del contrato de trabajos de mantención en el vertedero adjudicados a la empresa Asevertrans, que finalmente no se realizaron.

Condenas

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Arica consideró que no correspondía aplicar la ley responsabilidad penal de la persona jurídica, pues Frías era el único representante de la empresa, por lo que no se podía “valorar dos veces el cohecho”.

En el caso corrupción municipal 1, se dictaron penas contra 15 imputados, entre ellos el ex alcalde Waldo Sankán, el empresario Jorge Frías y cinco concejales. Solo  Frías y un funcionario municipal, cumplirían pena de cárcel efectiva.

En el caso corrupción municipal 2, se dictó sentencia contra el exdiputado Orlando Vargas, el exalcalde (s) Osvaldo Abdala y el exconcejal Emilio Ulloa, por fraude al fisco, sin embargo, finalmente fueron absueltos porque no se acreditó fraude.

Suscríbete a nuestro newsletter

Recibe las últimas noticias sobre Compliance en América Latina.