Reuniones

 

Los ministros del Interior, Andrés Chadwick, y de Justicia, Hernán Larraín, propusieron restringir reuniones entre fiscales y parlamentarios y ya le hicieron la entrega de una propuesta formal sobre el tema al fiscal nacional, Jorge Abbott.
La medida pretende que las solicitudes de los legisladores sean solo ante la máxima autoridad del Ministerio Público.
Según explica La Tercera, uno de los puntos centrales apunta a la restricción en la relación entre parlamentarios y miembros del Ministerio Público. Se propone que en los casos de gestiones o solicitudes de parlamentarios, estas deberán plantearse exclusivamente al fiscal nacional, por escrito, y en un contenido que, además, será público.
Según el titular de Justicia, en el Gobierno han pensado que lo razonable es que se circunscriban a gestiones ante el máximo persecutor, ya que este no lleva ni está a cargo de las investigaciones y, segundo, para que esa gestión no solo sea transparente, sino también hecha por escrito y así asegurar que la investigación penal no se vea interferida por acción externa de un parlamentario u otros, indicó.

 

Revisa el informe completo aquí